Uso de la Información:

Utilizamos la información recopilada exclusivamente para proporcionar servicios de telecomunicaciones de calidad y mejorar la experiencia de nuestros clientes.

No utilizamos la información personal con fines de marketing no autorizados, y nos comprometemos a respetar las preferencias de nuestros clientes en cuanto a comunicaciones y promociones.

Restringimos el acceso a la información solo a los empleados autorizados que necesitan acceder a ella para brindar nuestros servicios, y todos nuestros empleados están sujetos a acuerdos de confidencialidad.

Seguridad de la Información:

Implementamos medidas técnicas y organizativas sólidas para proteger la información de nuestros clientes contra el acceso no autorizado, la divulgación, la alteración o la destrucción.

Mantenemos actualizados nuestros sistemas de seguridad y seguimos las mejores prácticas de la industria para proteger la información almacenada en nuestros servidores y bases de datos.

Recopilación Responsable de Información:

Recopilamos información personal de nuestros clientes de manera justa, transparente y limitada a lo que sea necesario para brindar nuestros servicios.

La información que recopilamos se obtiene directamente de nuestros clientes, y nunca la compartimos con terceros sin su consentimiento previo y explícito. Nos aseguramos de que nuestros clientes estén plenamente informados sobre los tipos de información que recopilamos, el propósito de su uso y los derechos que tienen sobre sus datos personales.

Compartir Información:

No compartimos información personal de nuestros clientes con terceros, a menos que sea necesario para cumplir con los servicios solicitados o requerido por la ley.

En caso de compartir información, obtendremos el consentimiento explícito de nuestros clientes y aseguraremos que se cumplan los más altos estándares de seguridad.

Cumplimiento Normativo y Mejora Continua:

Cumplimos con todas las leyes y regulaciones aplicables en materia de privacidad y seguridad de la información.

Realizamos evaluaciones periódicas de riesgos y revisiones internas para garantizar que nuestras políticas y prácticas se mantengan actualizadas y cumplan con los estándares más rigurosos.

Mejoramos continuamente nuestros sistemas, procesos y capacitación del personal para adaptarnos a las nuevas amenazas y desafíos en el entorno digital.